Cuidado mayores Madrid
Consulta ahora
CONTACTE CON NOSOTROS

Demencia senil

Índice de contenidos

¿Qué es la demencia senil?

La demencia senil es un síndrome que se caracteriza por el deterioro de las funciones cognitivas provocado por el paso del tiempo.

Demencia senil

Se ven afectadas funciones intelectuales que interfieren en tareas de la vida cotidiana.

Puede afectar a distintas capacidades cognitivas del paciente como la memoria, el lenguaje, la percepción, el razonamiento o el juicio.

Además, el carácter del paciente se puede ver alterado y sufrir cambios de humor.

La demencia senil no se da únicamente en ancianos, pero el porcentaje de personas que se ven afectadas pertenecen mayoritariamente a la tercera edad.

La demencia es un conjunto de síntomas de tipo cognitivo y de tipo conductual, no es tanto una enfermedad en si ya que puede deberse a distintas causas.

Una de las enfermedades más comunes a la demencia senil es el Alzheimer, pero puede darse en distintos tipos de enfermedades y como hemos dicho anteriormente, principalmente afecta a personas de la tercera edad.

Demencia senil

Tipos de demencia

Pueden darse distintos tipos de demencia dependiendo, generalmente, de la enfermedad de la que provengan. Las más comunes son:

  • La enfermedad del Alzheimer:
    Es la forma más común de demencia senil, contando con hasta 400.000 casos en España. En el Alzheimer se produce una pérdida de neuronas provocando un deterioro cognitivo. Los primeros síntomas son comunes a los propios de la demencia senil terminando por no llegar a reconocer a familiares y amigos.
  • Demencia vascular:
    Este tipo de demencia se produce porque los vasos sanguíneos se bloquean y se interrumpe el flujo de sangre, suele darse durante un accidente cerebrovascular. También puede darse cuando las paredes de los vasos sanguíneos están dañadas y se producen pequeñas hemorragias. Se manifiesta con un cambio drástico en el comportamiento de la persona.
  • Demencia de cuerpos de Lewy:
    Los cuerpos de Lewy son pequeños depósitos de una versión anormal de una proteína llamada alfa-sinucleína. Este tipo de proteína se produce en las neuronas. Cuando hay cuerpos de Lewy en el cerebro se bloquea la comunicación entre neuronas dándose síntomas propios de la demencia o del Alzheimer. Afecta a la memoria, al lenguaje, a la capacidad de raciocinio e incluso a las capacidades motoras, ya que afecta al movimiento y al equilibrio. También puede interferir en la capacidad de reconocer objetos y personas. Pacientes que sufren la demencia de cuerpos de Lewy pueden identificarse porque están realizando una tarea y de forma súbita se ven impedidos a continuar con ella.
  • Demencia frontotemporal:
    Esta demencia es la que cuenta con menor ocurrencia de casos suponiendo ser tan sólo el 1% del origen de los tipos de demencia. Se asocia con el deterioro de los lóbulos frontales y temporales. El cerebro se divide en cuatro secciones conocidas como lóbulos: frontal, temporal, parietal y occipital. La demencia frontotemporal puede producirse por el acúmulo de dos proteínas distintas: la proteína TAU o la proteína TDP-43. Esta demencia se manifiesta por cambios bruscos en el carácter y la personalidad del paciente, también afecta a funciones cognitivas como el lenguaje y la memoria, en ocasiones, se producen temblores y otras afecciones motoras. Es el tipo de demencia que afecta a personas más jóvenes, pero como ya hemos comentado, es la que menor casos de ocurrencia tiene.
Estos son los cuatro tipos principales de demencia que cabe nombrar y conocer.Evaluación la demencia senil

Síntomas principales

Conocer los síntomas de la demencia senil es de suma importancia, ya que, gracias a su pronta detección podremos acudir a un médico especialista y tomar las medidas necesarias para mejorar la vida del paciente y su estado.

Los síntomas que se dan en la demencia tienen que ver generalmente con funciones cerebrales. Cabe destacar:

  • Pérdidas de memoria
  • Problemas con el lenguaje, tanto en la compresión como en su expresión
  • Cambios bruscos en la personalidad o el humor
  • Problemas en la percepción del tiempo y del espacio
  • Pérdida de habilidades cognitivas
  • Insomnio y sueños diurnos, cambios de horario
  • Cansancio continuado
  • Apatía, indiferencia
  • Dificultades de coordinación
  • Pérdida de equilibrio
  • Pérdida de movilidad
  • Dependencia a la hora de realizar tareas cotidianas
  • Incontinencia urinaria y/o fecal
  • Bajada de defensas surgiendo distintas enfermedades

Si se observan algunos de estos síntomas en personas de nuestro entorno podemos preveer que se está comenzando a producir una demencia y acudir a un especialista.

Fases de la demencia senil

Fases de la demencia senil

Es complejo describir las fases de la demencia, por ello, se ha desarrollado una escala, conocida como escala global del deterioro para la evaluación de la demencia primaria degenerativa (GDS) o Escala de Reisberg. Esta escala cuenta con 7 fases a tener en cuenta:

  • FASE 1. No hay declive cognitivo.
    No se muestra deterioro cognitivo. El paciente muestra unas funciones cognitivas normales, no experimenta pérdida de memoria. Las personas que no sufren de memoria se considera que están en la fase 1. (Falta de demencia).
  • FASE 2. Declive cognitivo muy leve.
    En esta fase podemos observar olvido relativo al envejecimiento. Por ejemplo, olvidarse de nombres de calles o personas de forma momentánea. (Falta de demencia).
  • FASE 3. Declive cognitivo leve.
    En esta fase se muestra en declive cognitivo leve. Incluye una falta de memoria creciente y problemas para concentrarse. Suele ser la fase en la que los familiares advierten que comienza a producirse una demencia. (Falta de demencia).
  • FASE 4. Declive cognitivo moderado.
    En esta fase podemos observar graves dificultades para concentrarse, pérdidas de memoria. El paciente deja de poder realizar con normalidad tareas cotidianas. (Etapa temprana)
  • FASE 5. Declive cognitivo moderado.
    Deficiencias serias de memoria, comienzan a olvidarse cosas propias como la dirección del domicilio o el número de teléfono. El paciente necesita ayuda para comer, vestirse o bañarse, en general, para realizar casi cualquier actividad. (Etapa media).
  • FASE 6. Declive cognitivo severo.
    Las personas en esta fase requieren ayuda extensiva para realizar sus tareas diarias, para salir a la calle y para cualquier actividad simple para personas que no sufren demencia senil. Se puede dar incontinencia, compulsiones, ansiedad o agitación. (Demencia media).
  • FASE 7. Declive cognitivo muy severo.
    Los pacientes han perdido la habilidad para hablar o comunicarse. Requieren ayuda para realizar cualquier actividad. Perdida de habilidades psicomotoras, inclusive la capacidad de caminar. (Demencia avanzada).
Demencia senil

Otra escala que puede usarse para la evaluación de la demencia senil, es la escala FAST.

La Evaluación Funcional (FAST)

  • Fase 1 — adulto normal
    No hay un declive funcional.
  • Fase 2 — Adulto viejo normal
    Conciencia personal de declive leve funcional.
  • Fase 3 — Enfermedad de Alzheimer temprana
    Deficiencias notables durante situaciones del trabajo muy exigentes.
  • Fase 4 — Alzheimer leve
    La persona requiere ayuda para tareas complicadas tales como cálculos numéricos o planes complejos.
  • Fase 5 — Alzheimer moderado
    La persona requiere ayuda para escoger la ropa o tomar decisiones.
  • Fase 6 — Alzheimer moderadamente severo
    La persona requiere ayuda para vestirse y lavarse.
  • Fase 7 — Alzheimer severo
    La habilidad de hablar prácticamente desaparece. Pérdida de capacidad para reconocer personas o recordar cosas.

Esperanza de vida de la demencia senil

La esperanza de vida en la demencia senil, así como su pronóstico, va a depender principalmente de la causa que la genere.

Es muy variable, puede ir desde meses hasta casos de pacientes que han vivido hasta 20 años padeciendo una demencia senil.

Las demencias evolucionan de forma distinta en cada paciente, pero terminan por incapacitarlo para la realización de tareas comunes de la vida diaria o incluso del hablar o el movimiento.

Es un mal que aqueja sobre todo a personas de la tercera edad y que afecta casi a medio millón de personas. Por tanto, se ha de intentar identificar cuanto antes y tomar las medidas necesarias al respecto.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE