Cuidado mayores Madrid
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Cuidados para personas mayores

En Madrid encontrará un equipo especializado en cuidados dedicados a dependientes, ancianos y/o enfermos que no pueden realizar por sí mismos las actividades más básicas. En algunos casos, los familiares no pueden realizar los cuidados por razones de trabajo, pero también existen el hecho de que ciertos familiares, no confían en su propia capacidad para realizar bien los servicios, sobre todo cuando su ser querido es un paciente de riesgo que precisa atención muy específica. Entre la atención necesaria sobresale:


  • Asesoramiento acerca de dispositivos específicos para dependientes.

  • Cambios posturales.

  • Control de las UPP.

  • Control de las constantes vitales y de la medicación.



Los cuidados para personas mayores habrán de ser procurados por personal altamente cualificados. En nuestro grupo de profesionales en Madrid encontrará auxiliares de enfermería dedicados a cuidados geriátricos, enfermeros y otros especialistas. Entre las tareas más relevantes que han de llevar a cabo los profesionales, se halla el evitar la aparición de las úlceras por presión, afecciones muy comunes entre personas con movilidad reducida o pacientes postrados. En el caso de las lesiones llamadas úlceras por presión, escaras, llagas... entran en juego diversos factores que parte de una ineficiente irrigación de la zona expuesta. Nos referiremos como zona expuesta a aquella que esté en contacto con cualquier objeto. La presión será negativa, así como también la humedad y otros condicionantes. Cuando los especialistas se dediquen al aseo e higiene de los pacientes, deberán tener mucho cuidado con el secado, parte fundamental de la atención. Asimismo deberán secarse las zonas corporales con sudoración excesiva. Además de todo lo relacionado con las UPP, los profesionales de Madrid deberán realizar otras muchas acciones para el buen estado de sus seres queridos. Entre otros servicios de gran importancia, destaca el control de las constantes vitales, así como el control de la medicación. Tanto el seguimiento de las constantes como la correcta administración de los fármacos, ayudarán a que la persona enferme halle una mayor calidad de vida. En buena parte de los casos, las personas llegan a avanzadas edades gracias a los tratamientos médicos. Los avances de la ciencia propician la presentación de novedosos fármacos, pero estos deberán ser administrados a los pacientes en las dosis y frecuencias adecuadas. Por otro lado, es necesario incidir en la importancia de los acompañamientos. Estos servicios se darán siempre que las personas con movilidad reducida, con deterioros cognitivos o con diversos problemas, tengan la necesidad de trasladarse a hospitales, centros de día o a donde lo requieran. A veces puede ser para acudir a un concierto o una charla, en otras ocasiones para hacerse tratar en un ambulatorio... En todos los casos, la compañía deberá ser realizada por profesionales, especialistas que sepan cómo sostener y llevar a las personas sin que estas sientan molestias. En el caso de las sillas de ruedas quizá no resulte tan complicado, pero sí con pacientes que poseen movilidad reducida y que desean o necesitan (por el bien de salud) caminar. Los pacientes deberán ser acompañados con todas las garantías utilizando tanto taxis como transportes públicos. Consulte también por otros servicios que le serán proporcionados por los especialistas en cuidado de mayores... servicios entre los que se halla el asesoramiento para la adquisición de productos específicamente diseñados para estos colectivos. Entre los dispositivos estrella destaca el detector de caídas, mediante el que las personas a cargo de los dependientes, podrán saber en todo momento si la persona mayor o enferma ha sufrido una caída. Póngase en contacto con profesionales que también le proporcionarán información sobre otros dispositivos, como los detectores de humos. Asimismo le proponemos consejos y asesoramiento específico para que halle las opciones más interesantes en cuanto a la adecuación de la vivienda a las necesidades de sus seres queridos. En estos casos, las personas mayores o dependientes han de hallar espacios no solamente cómodos, sino también preparados para la ausencia de caídas y otras incidencias.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE