Cuidado mayores Madrid
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Cuidado de personas con movilidad reducida

Los cuidados a enfermos y mayores han de ser proporcionados por especialistas, titulados en cuidados geriátricos, enfermeros, auxiliares de enfermería especializados... Se trata de servicios de gran importancia para la mejor calidad de vida de las personas mayores y con movilidad reducida. Son trabajos que harán más fácil la vida de sus seres queridos, especialmente cuando estos tienen poca o casi nula movilidad.

Se trata de pacientes de riesgo, pues están expuestos a más afecciones que los pacientes mayores o enfermos con movilidad. En este caso, uno de los problemas fundamentales puede presentarse con la aparición de las úlceras por presión.

Las úlceras por presión son conocidas por cebarse especialmente en ancianos y en personas que apenas pueden moverse, sean de la edad que sean. Para que aparezcan, la zona corporal con falta de irrigación se hallará presionada con un objeto, incluso blando.

Las personas que reposan sobre almohadones o colchones convencionales (no antiescaras), también adquieren o pueden adquirir UPP. Los profesionales del equipo que ponemos a su disposición en Madrid le proponen diversas acciones para evitar esta afección que incluso puede llevar a la muerte.

Para empezar, serán necesarias movilizaciones periódicas, movimientos posturales que evitarán que las zonas corporales de riesgo, se hallen durante mucho tiempo en la misma postura. Las movilizaciones se producirán con una frecuencia aproximada de 2-3 horas, aunque en ciertos casos incluso las frecuencias deberían ser más cortas.

Hay métodos para evitar continuas movilizaciones, como los colchones de presión alterna o colchones antiescaras. Son productos de los que pueden informarle nuestros especialistas, personal preparado para la realización de otras tareas dedicadas a evitar estas lesiones. Por ejemplo, habrá que saber reconocer con antelación los signos que darán lugar a las escaras; una de las señales es el enrojecimiento de ciertas zonas de la piel, un enrojecimiento que no cesa a pesar de que se presione la zona.

Los profesionales de los cuidados a enfermos, mayores y/o personas con movilidad reducida, deberán conocer los distintos estadios por los que pasan las úlceras por presión. El primero de ellos es la mencionada mancha rojiza, pudiendo la lesión (si no se toman medidas) llegar hasta afectar tejidos cercanos al hueso.

Además de resultar muy dolorosa puede provocar infecciones muy graves. Además de realizar tareas para salvaguardar a las personas con movilidad reducida, nuestro equipo en Madrid realiza acompañamientos como una de las tareas más relevantes. Se trata de trasladar a la persona que lo necesite allí donde lo necesite.

Los acompañamientos pueden ser a hospitales u otros centros de salud, pero también pueden ofrecerse acompañamientos muy diversos, como a centros de día. En estos espacios, los profesionales encargados del cuidado a personas con movilidad reducida, estarán en todo momento pendientes del estado del paciente.

En estos lugares, los ancianos podrán realizar actividades muy diversas, también dirigidas a personas no ancianas pero con problemas de movilidad, cognitivos, etc. Los talleres y gimnasia forman parte de estos centros a donde pueden ser acompañados los mayores.

Por otro lado, los profesionales del equipo que le proponemos en Madrid llevarán a cabo control de las constantes vitales y control de la medicación. Este tipo de servicio es fundamental para los pacientes que precisan un control de su estado de su salud.

En muchos casos, hay que medir y valorar la Madrid, la toma de medicación, el nivel de glucosa en sangre... Solicite cualquier servicio de atención a personas mayores, enfermos y personas con movilidad reducida. Además serán informados sobre determinados Madrid que pueden resultar de gran interés para salvaguardar el estado físico de sus seres queridos. Es el caso de los detectores de caídas o de humos y gases.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE