Cuidado mayores Madrid
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Cuidado de mayores y enfermos

Los servicios asistenciales que proporcionamos en Madrid harán la vida más fácil y agradable a personas con movilidad reducida, con demencias u otras afecciones propias de las edades avanzadas.

El cuidado de mayores y enfermos se ofrece a través de un equipo de profesionales que puede abarcar varios ámbitos. Estos son algunos de los servicios que le proponemos para la optimización de la calidad de vida de sus seres queridos:


  • Cambios posturales y movilizaciones. Cuando hay que proporcionar la mejor atención a las personas con movilidad reducida, hay que inclinarse por los cambios posturales y determinadas movilizaciones. Estas movilizaciones harán que haya menos probabilidades de padecer úlceras por presión. La razón de la aparición de estas es la falta de riego unida a la presión de la zona aquejada. Así pues, podemos advertir del peligro que supone dejar a una persona sin movilidad en la misma postura, a lo largo de muchas horas. Las úlceras por presión son lesiones muy dolorosas que además pueden acabar co la vida del paciente. Comuníquese desde cualquier punto de Madrid.

  • Controles de la medicación y de las constantes vitales. Es otra de las tareas fundamentales para una optimización de la salud de los pacientes. En numerosos casos, a estos le ha sido prescrito un elevado número de fármacos, los cuales no siempre pueden ser ofrecidos por los familiares o personas a cargo. La razón de ello no siempre es la falta de tiempo, sino a veces el verdadero temor a liarse y dar la pastilla equivocada en el momento equivocado. Lo cierto es que hay mayores y enfermos que toman tantos medicamentos, que hay que estar controlando exhaustivamente su toma, de manera que las dosis y frecuencias sean exactamente las prescritas por el médico. También realizamos desde nuestro grupo control de las constantes vitales, así como se tomarán muestras de sangre y otros fluidos para llevarlos a laboratorio. En cuanto a la toma de tensión arterial, oxígeno en sangre y otros factores de la salud, deberán ser siempre realizados por personal experimentado, que sepa interpretar los resultados y proporcionar la información tanto al médico como a los familiares.

  • Aseo e higiene diarios. En cuanto al necesario aseo e higiene de todos los días, será proporcionado a cuantos mayores y enfermos sea necesario, incluyendo a las personas encamadas. Estas serán lavadas con esponjas suaves y con jabones específicos. También se proporcionará ayuda en la ducha cuando los ancianos o enfermos tengan la suficiente movilidad. En este aspecto hay que insistir en la conveniencia de adecuar los elementos del baño o ducha. Para empezar, será necesario deshacerse de las bañeras y sustituirlas por platos de ducha específicos para personas mayores.

  • Acompañamientos. Es otro de los trabajos de más importancia. Las tareas de acompañamiento se proporcionarán para toda persona que lo necesite. Sea por razones médicas o de otro tipo, los mayores y enfermos serán acompañados a hospitales, clínicas, centros de día... espectáculos... así como también serán acompañados para pasear, una de las actividades más saludables.

  • Asesoramiento sobre material geriátrico. Hay que tener en cuenta que hoy en día existen gran número de dispositivos en beneficio de los pacientes con movilidad reducida o con otros problemas. Es el caso de los detectores de caídas, perfectos para aquellas personas que pueden desenvolverse en parte por sí mismas, pero que pueden sufrir una caída. También es importante que las personas mayores, enfermas o con movilidad reducida, se sirvan de detectores de humos y de gases. En ambos casos, se trata de dispositivos para evitar males mayores. Los pacientes con las facultades mermadas son más susceptibles a padecer despistes o falta de atención respecto a determinadas incidencias relacionadas con fuegos de la cocina, radiadores y otros aparatos.


INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE