Cuidado mayores Madrid
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Control de la medicación y las constantes vitales

Los pacientes con o sin deterioros cognitivos, pero con afecciones de movilidad, han de contar con asistencia para que su calidad de vida se vea optimizada. El control de la medicación y las constantes vitales se halla entre los servicios que proporcionan nuestros especialistas. Con el paso de los años, la farmacología y la ciencia médica han avanzado hasta alargar sensiblemente la vida de los ancianos.

Muchas personas de avanzadas edades ven anulados o al menos mitigados sus males gracias a la administración, siempre por parte de médicos colegiados, de las medicinas más apropiadas. Hay ocasiones en que bastan una o dos pastillas al día, pero también es frecuente encontrarse con pacientes que precisan una enorme cantidad de medicamentos. Se trate de píldoras, jarabes, soluciones, etc., hay que llevar a cabo un control muy serio sobre cómo y a qué horas se administran las medicinas.

En algunos casos es de gran importancia que las horas sean muy exactas, así como las dosis. Los familiares a veces disfrutan del tiempo suficiente para llevar a cabo las tareas de control de la medicación, pero por otro lado tienen el temor de equivocarse, produciendo graves problemas en la salud de su ser querido. Para despreocuparse en este sentido, se puede dejar el control de la medicación en manos de profesionales.

Asimismo es importante el control de las constantes vitales. Se trata de servicios que habitualmente se prestan en el propio domicilio del o la paciente, de manera que el seguimiento de su estado de salud sea constante. Los profesionales de que disponemos son titulados enfermeros, auxiliares de enfermería especialistas en dependientes y otro personal auxiliar para realizar diferentes tareas.

Los controles de las constantes vitales, constarán de medir el nivel de glucosa en sangre, el nivel de oxígeno, la tensión arterial... De tal manera, los pacientes verán preservada su salud, pues se informará puntualmente al facultativo sobre los posibles cambios, así como se actuará con rapidez cuando se detecten anomalías potencialmente peligrosas. Desde nuestro equipo en Madrid también tendrá acceso a extracción de muestras de sangre, recogida de muestras de orina...

La salud del paciente estará vigilada las 24 horas por personal que conoce todas las particularidades de las afecciones propias de la edad o la falta de movilidad. Además de control específicamente sobre algunas constantes vitales, los profesionales deberán estar alerta sobre signos exteriores que puedan resultar alamantes.

Los profesionales de nuestro grupo de cuidado de mayores y enfermos, estará al tanto de cualquier problema que se presente, incluyendo por supuesto, uno de los más graves y recurrentes en esta franja de pacientes: las úlceras por presión o decúbito.

Las personas postradas o con la movilidad muy reducida son las susceptibles de sufrir una lesión que no solo resultará muy dolorosa, sino también muy comprometedora para el estado general de salud. Hay que estar atento a las posibles manchas rojizas o rosáceas en la piel, especialmente en zonas en contacto con el colchón (en personas encamadas). Este tipo de manchas (cuando proceden de úlceras por presión) no tornan a blancas cuando se presiona sobre la piel.

Como decimos, es uno de los problemas más frecuentes, que, sin embargo, puede y debe evitarse en la mayor parte de los casos. Los especialistas en control de las constantes vitales y medicación, también le informarán sobre los productos y dispositivos específicos para impedir que las UPP se presenten, o al menos que vayan más allá. Los colchones de presión alterna son de estos productos, elementos mediante los que se movilizará al enfermo de modo continuado gracias al sistema que integra. Nuestros especialistas también le proporcionan otras soluciones, solo tiene que informarse.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE