Cuidado mayores Madrid
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Características de una buena asistencia a ancianos

Un equipo dedicado al cuidado de mayores y personas enfermas, debe poseer una serie de características que le hagan merecedor de reputación y reconocimiento. Entre las características de una buena asistencia a ancianos, cabe indicar un control total sobre la medicación y otro tipo de factores, como las constantes vitales.

Tanto en uno como en otro caso, no siempre los familiares están capacitados para realizar controles y mediciones de la glucosa en sangre, así como de la presión arterial, o para reconocer deshidratación, úlceras por presión u otros síntomas. En nuestro equipo poseemos auxiliares de enfermería dedicados al cuidado de ancianos, así como enfermeros y otros especialistas que reconocerán todo síntoma para comunicárselo al médico. Los familiares deben estar tranquilos respecto al tratamiento de sus seres queridos, y para ello lo más adecuado es contactar con personal que además realiza:


-Acompañamientos.

-Asesoramiento.

-Movilizaciones.

-Aseos.

Los aseos e higiene deben ser versátiles, personalizados a cada paciente. Existen pacientes con movilidad reducida, así como pacientes postrados que apenas pueden moverse de la cama. Deberán realizarse aseos en el propio cuarto de baño, así como en la misma cama si la persona padeciera una total inmovilidad.

Otra de las características de una buena asistencia a ancianos es tener cuidado en los detalles, como puede ser el secado tras los lavados. El agua no debe permanecer humedeciendo la piel, pues atraerá las úlceras por presión. Además, los profesionales pueden prestar asesoramiento a los familiares sobre las condiciones en que debe encontrarse el cuarto de baño y toda la vivienda. Es de gran relevancia que no existan obstáculos en los cuartos de baño ni en los hogares, obstáculos que resultarán muy perjudiciales para las personas dependientes. Inlcuso cuando estas son ayudadas, pueden sufrir problemas de caídas, resbalones...

El elevado borde de la bañera es un evidente obstáculo, por lo que el aseo del anciano deberá prescindir de bañera. En su lugar deberá ser dispuesto un plato de ducha antideslizantes y del mínimo grosor posible. Entre en contacto con especialistas que también le informarán sobre la importancia de las movilizaciones.

Las úlceras por presión se dan más en personas con poca o ninguna movilidad, ya que ciertas zonas de su cuerpo (zonas donde ya la irrigación es deficiente) padecen la inmovilidad y también la presión contra objetos sólidos, incluyendo colchones, almohadones... Los profesionales deberán estar al tanto de todo síntoma que puede llevar a pensar en la existencia de este tipo de lesiones. Son lesiones que cursan en un primer estadio con un enrojecimiento o piel rosácea. La característica principal de este síntoma, es que tal mancha no blanqueará si se presiona, conservando su tono. Las personas que necesitan evitar UPP, requieren la asistencia de especialistas en cuidados de mayores que además de movilizaciones le propongan la adquisición de colchones de presión alterna, uno de los elementos que ayudarán durante el reposo, a evitar las UPP.

También se asesorará sobre sistemas novedosos para evitar incidencias en viviendas de ancianos, personas con movilidad reducida o enfermos. Tales aparatos están preparados mediante tecnologías de última generación que evitarán, por ejemplo, caídas. Los detectores de caídas son dispositivos cuya función es avisar a las personas a cargo de la persona mayor, de que esta ha sufrido una caída. Su funcionamiento se basa en un acelerómetro, que detectará movimientos bruscos, dando la voz de alarma. Asimismo se realizará asesoramiento sobre la instalación de detectores de humo. Hay personas que, sea por problemas cognitivos o físicos, no están en condiciones de percibir humos, vapores o gases. Se trata evitar peligros gracias a la disposición de detectores que, como en el anterior caso, avisarán a las personas dedicadas al cuidado de los pacientes.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE